Si te gusta esta nota, Compartila!

Llegó con todo el verano, y el alerta naranja solo se pasa con un buen licuado. Escuchen aquí la columna de Julián: